martes, 5 de febrero de 2008

EL INCREÍBLE CAMUFLAJE DEL LENGUADO

Aunque pueda parecer una discusión filosófica, según los eruditos, mimetismo no es lo mismo que camuflaje. Si nos vamos al origen de cada palabra, mimetismo significa imitación y en biología específicamente significa cualidad o característica imitativa de un animal, que aparenta las características de otra especie. En cambio, camuflaje significa ocultamiento.

Un ejemplo de mimetismo es el de las serpientes que son de coloración roja y amarilla, propia de aquellas venenosas, es decir imitan a otra especie para aparentar ser venenosas y evitar ser atacadas por depredadores.

Un ejemplo básico de camuflaje es mediante la inmovilidad y uno más elaborado es agregando además una coloración parecida al entorno, como ocurre con las liebres del ártico, que se confunden con la nieve o el hielo. Esta capacidad de adaptarse al color dominante del hábitat se denomina homocromía (igual color) y muchos casos, sólo se imita un color general.

Un fenómeno específico de homocromía más complejo es el que presenta el lenguado, con el lado oculto sin pigmentación y con el lado expuesto a la luz con una pigmentación más oscura, que no solamente imita un color dominante sino además la textura visual de un fondo arenoso, constituido por múltiples granos de diferentes tamaños y colores.

La creación del camuflaje se efectúa por medio de células especiales ubicadas en diferentes niveles de la dermis, y se denominan cromatósforos.

El camuflaje por cierto no es privativo de los depredadores. Hay especies que se camuflan para no ser devoradas y otras como los depredadores que lo hacen para acechar a sus presas sin ser detectados. Entre éstos últimos, el lenguado es un maestro del camuflaje y si no me creen vean esta fotito......